lunes, 14 de enero de 2008

Mitología amazónica: El “Runa Mula”

En mi primer viaje que me dirigí al caluroso departamento de Loreto, fuimos por un viaje de estudio de la Universidad. Nos dirigimos por avión desde la ciudad de Lima hasta Iquitos, de allí tomamos un “lanchón”, surcando por mas de 13 horas los ríos serpenteantes de la amazonia peruana.

Después de pasar un viaje inigualable, llegamos al pueblo de Jenaro Herrera, en donde conocimos a nuestros amigos Víctor y Julio, quienes nos contaron este sorprendente cuento del Runa Mula:

“Se dice que en las noches de luna, un misterioso personaje sale desde la oscuridad de la selva, el “Runa Mula”, este es un jinete que arroja fuego por todos sus orificios montado en un caballo, que corre por las calles relinchando y asustando a todos los habitantes de los pueblos colindantes a la selva.

El “Runa Mula” es el producto de un amorío entre el sobrino y su tía; por las noches mientras los dos caen en un profundo sueño, el sobrino se transforma en un jinete diabólico, y la tía en un caballo y juntos se transforman en el “Runa Mula”.

Este personaje diabólico ha trastornado por mucho tiempo la tranquilidad de los habitantes, pero ellos no se quedaron atrás, y probaron muchos métodos para atrapar a esta bestia, que era difícil de atrapar, pero después de mucho tiempo descubrieron su debilidad. Ellos esperaban el sonido de los cascos del caballo, mientras tanto se colocaban en los lados de las calles en donde se pensaba que iba a pasar y cuando ya lo veían venir, temblorosos y muertos de miedo, extendían los hilos dorados, el cual el “Runa Mula” no podía pasar, a su ves trataba de llegar a la siguiente esquina pero los pobladores extendían otro hilo dorado cercándolo en una calle.

Los pobladores armados de machetes y antorchas se dirigían a matar a la bestia, y al acercarse este les hizo una pregunta “ Que es lo que desean?” y uno de los pobladores dijo “Queremos dinero” y este les arrojo monedas, ellos se peleaban por recogerlas mientras él huía a la oscuridad del monte. Al haber descubierto el punto débil de la bestia diabólica, muchos esperan por las noches lunadas, para acorralarlo y así poder atormentarlo y obtener el dinero que este arroja.”

Por ello cada ves que escuchan el relinche de un caballo, se dice que viene el “Runa Mula”, el producto de un amorío prohibido.

3 comentarios:

diana dijo...

chino floro

Veronica Rubiños dijo...

Chevere la historia no la sabía!!

felipe y la realidad dijo...

los kodamas me parecen interesantes

Honguitos magicos

Honguitos magicos